Dietas, consejos, marketing, modas. El mundo del running parece estar lleno de nutricionistas que recomiendan con el ánimo de ayudar pero confunden. Karen Cámera decidió entonces editar un libro para aclarar dudas, sin recetas genéricas, sin idealizar ni fanatizarse por productos y sin proponer todo lo que la industria vende como “saludable”. Comé bien, corré mejor intenta enseñar a identificar el combustible de calidad para el corredor, a tomar decisiones según cada estilo de vida y objetivo deportivo, a planificar qué ingerir antes, durante y después de un entrenamiento o una carrera.

14890351_10154661093914663_963455995322549953_o

Daniel Arcucci escribió el prólogo del libro.

Karen Cámera es licenciada en Nutrición (UBA), instructora en Antropometría (ISAK), preparadora física e instructora de musculación. Se desempeña como docente adscripta en la Universidad de Buenos Aires, y de Nutrición Deportiva en la Universidad Abierta Interamericana. Todo esto la ha llevado a especializarse en la nutrición aplicada al deporte. Trabaja con los planteles superiores de rugby y de hockey de la Asociación Deportiva Francesa, estuvo en el equipo de la selección mayor masculina de vóley, en clubes de fútbol (en Primera y en juveniles), y en otras instituciones deportivas. Ha publicado investigaciones y notas en varios medios. Actualmente desarrolla materiales de educación alimentaria con el nombre Nutrivisual. Amante de todos los deportes y ex corredora, se define como “vegana con licencias, aunque nadie se lo tome en serio”. Este es su primer libro, que tiene prólogo de Daniel Arcucci.

 

Esta propuesta invita a dejar la obsesión por contar calorías, a comer sano para mejorar el rendimiento. Porque una buena alimentación es la parte del entrenamiento que marca la diferencia.

 

“¿Qué te propongo?

Dejar de contar calorías y pensar en la calidad y distribución de la comida. Basarte en la ciencia y no en los mitos para elegir tu alimentación. Utilizar el conocimiento científico para la práctica diaria. Planificar lo que vas a comer durante el día y especialmente antes, durante y después de los entrenamientos y las carreras. No prenderte a ningún fundamentalismo alimentario. Sumar variedad a tu forma de comer.

Primero te cuento qué función tienen los hidratos de carbono, las proteínas, las grasas, las vitaminas, los minerales y los antioxidantes: para qué los comemos, qué hace nuestro cuerpo con ellos y qué es lo que tiene que saber un deportista al respecto. Después, verás las diferentes formas de armar tu plan ideal de alimentación, según tu etapa de entrenamiento y tus objetivos de composición corporal (si querés despedirte de algunas grasas o aumentar la masa muscular), y aprenderás a planificar la comida y la hidratación pre-, intra- y posejercicio. También le dedico un capítulo a los suplementos, a los que para mi gusto se les presta demasiada atención e importancia”.

Podés leer el primer capítulo del libro: en este link