Un conflicto de intereses entre el Centro de Ski Chapelco y la Comunidad Curruhinca pone en riesgo la realización de la carrera de Aventura con más trayectoria en el país. A 5 días de llevarse a cabo la edición número 30 del Tetra de Chapelco, el Juzgado de Faltas de  San Martín de los Andes clausuró los siete Rukas (locales) que la comunidad Currruhinca había construido hace más de tres años en la base del  Cerro y que se encuentran alquilados a los rentals del Pueblo que lo usan como guardería de equipos.

Lo cierto es que la medida adoptada  enfureció a la Comunidad Mapuche, que ya manifestó a través de su jefe el Longo Ariel Epulef  que “en estas condiciones no habrá Tetra”.  Esta situación no es nueva. Año tras año  surge un conflicto de intereses por el paso de la carrera por las tierras de las comunidades, que suele resolverse con el aporte de algún canon económico, pero esta situación va mas allá.

Ambos accesos al centro de ski pasan por territorio Mapuche y basta repasar la historia de los conflictos para entender que la situación es grave. Hoy cortaron el acceso y ni los instructores pudieron subir a la montaña.  En la mañana de hoy Epulef manifestó que de no abrirse una mesa de dialogo los accesos seguirán cortados.

A la fecha el cupo de la carrera está completo. Hay nieve en toda la montaña, el pronóstico del tiempo es alentador y todo estaba dado para que se transforme esta trigésima edición  en una fiesta. Ahora la comisión organizadora deberá lidiar con este conflicto que viene de años y se desató a cinco días de la prueba.