Ivan Chiurchu, el médico nacido en Cañada de Gomez, Santa Fe y que decidió vivir en San Martín de los Andes, participó el último fin de semana de la Salomón Ultra Pirineu, prueba de Ultra distancia, con 110km de distancia y un desnivel positivo de 6.800m que transcurrió  por el Parque Natural del Cadí Moixeró, Barcelona.
Luego de cinco meses de preparación a los 46 años cruzó la meta de una de las competencias más duras del calendario europeo. Finalizó en el puesto 150 de la general y 35 dentro de su categoría. Finalizada la competencia nos comunicamos con Ivan para felicitarlo y conocer su testimonio.
Felicitaciones Ivan, ¿Tenes fuerzas para hablar?
Gracias, creo que aún me estoy recuperando, fue una carrera durísima, una de las más duras que he corrido. Por suerte el clima ayudó un montón, no hacía frío estaba templado y el entorno fue espectacular. De todas formas el desnivel de pendientes fueron más importante de lo que pensaba por lo cual tuve que planificar nuevamente la carrera ya en marcha. De todas formas siempre tuve con la cabeza fresca como para tomar decisiones correctas.
¿En que consistieron esos cambios sobre la marcha?
Básicamente en cambiar el ritmo y planificar la estrategia de hidratación y nutrición de otra manera. Como te decía las pendientes eran muy pronunciadas y los descensos técnicos y trabados. Tenía los horarios preestablecidos y tuve que cambiarlos sin perder la cabeza porque veía que el resto venía con las mismas sensaciones que yo, excepto los de punta que son animales inalcanzables.

                  Fue tan dura que tuve que reprogramar la alimentación e hidratación.

¿Cuanto tiempo te llevo entrenar para esta carrera?
Desde que  terminé Patagonia Run sabía que  podía correr otras en el medio pero el objetivo final fue siempre Ultrapirineu. Quería participar en una competencia donde en la linea de largada están grandes atletas de ultra y conocer el entorno de este lugar que es increible. Lo más duro es trabajar y entrenar a la vez para un objetivo tan grande, pero cuando el sacrificio es grande te lleva a enfocarte y prepararte de la mejor manera  para venir y correr.
¿El tiempo logrado estaba dentro de tus cálculos o fue mejor de lo que esperabas?
Tenía 3 propuestas optimista, moderado o conservador. Comencé por la optimista y a los 40 km cambie por la moderada ( risas). Creo que fue la mejor opción para gestionar mis recursos ya que no es fácil cuando ni siquiera conoces lo que viene, corres siempre en desventaja con los europeos que en su mayoría ya conocen el lugar. No hablo de los extraterrestres de la Elite, sino del pelotón que integraba yo. Estuve dentro de los normales dentro de un grupo compacto que iba adelante a un buen ritmo. Dentro del grupo varios hacian su segunda o tercera experiencia y me quemaban la cabeza con o duro del circuito, así que me tranquilicé y mantuve el ritmo. Cuando llevas más de 70 km recorridos la cabeza juega un rol fundamental y pensás que hay que terminar entonces regulas un poco más, pero me sentí muy bien y mantuve el ritmo no quería bajarlo.Creo que cumplí una gran carrera.

          Momento de hidratación.

De Patagonia Run a Ultra Pirineu, ¿hay diferencias?
A nivel organizativo no encuentro diferencias, aunque aquí la carrera se hace de día y no importa en que horario llegas, disfrutas del circuito y te  llevas lo mejor de los Pirineos en tu retina. La diferencia radica en como lo viven las ciudades, la municipalidad y toda la gente. Europa tiene otra cultura deportiva. En este pueblo viven menos de 3000 habitantes y hubo  5000 personas durante casi una semana. Pareciera que son todos un mismo grupo que buscan que el atleta viva su mejor experiencia.

                                              Ivan Chiurchu arribando en Patagonia Run.

¿Cual el el recuerdo que te quedará grabado de esta competencia?
Creo que el marco imponente de los Pirineos la hospitalidad de la gente
Y muchas cosas más q tienen q ver con lo privado y me llevan a entrenar todos los días y a finalizar cada objetivo.  Ahora descanso 3 días y voy a un curso en Barcelona sobre evaluación funcional de la marcha. Después me vuelvo para preparar quizás Salomon K42.