El pasado domingo se disputó una nueva fecha de la Diamond League. En esta oportunidad la ciudad de Birmingham fue sede de una sorpresiva jornada.  La derrota de la colombiana Caterine Ibargüen en el triple salto, y la victoria del veterano Kim Collins (40), en los 100 metros planos marcaron la noticia de la prueba.

La Colombiana Ibargüen, venía de una victoria en Roma y así acumulaba 34 victorias. En birmingham todo indicaba que se alzaría con una victoria más donde dominaba la prueba con 14,56metros. Sin embargo en su ultimo salto la Kazaja Olga Rypakova le arrebató el triunfo alcanzando los 14,61metros.

Caterine mantenía la hegemonía en salto triple desde el 5 de agosto de 2012. Lo que le dió 34 trinos seguidos en cuatro años.

Pero lo de la colombiana no fue la única sorpresa. En los 100 metros, Kim Collins, cristobalense de 40 años, se impuso con un tiempo de 10″11. Batió por milésimas al estadounidense Michael Rodgers (10″11) y al británico Chijindu Ujah (10″12).

Lo aún más sorprendente es que el domingo pasado, Collins -que fue campeón del mundo de 100 metros en París 2003- logró su récord personal con una marca de 9.93 en Bottrop (Alemania).