Como si se tratara de un juego para la computadora, el objetivo es uno solo: subir los 314 escalones hasta llegar a lo más alto del Castillo. Esta vez no habrá princesa que rescatar, pero sí un montón de amigos para celebrarlo. La Tandil Vertical es una carrera contrareloj que nació el año pasado en la previa al Cruce Tandilia. Y fue tanto el entusiasmo que generó, que en este 2018 habrá segunda edición: para quienes quieran repetir el desafío y para los muchos que en el 2017 no se animaron y se quedaron con las ganas.

Será el 5 de enero, el día previo al inicio del Cruce, a las 17. La largada será en el Parque Independencia de Tandil: desde allí habrá que subir la escalera del parque, primero de piedra y luego de asfalto, para llegar a lo más alto del Castillo Morisco, desde donde se puede ver toda la ciudad. El desnivel aproximado es de 50 metros, con una distancia de 500. Son 314 escalones que al llegar a la cima te dejarán sin aire en los pulmones.

 Video 2016

Es una competencia individual, con clasificación por tiempo neto cronometrado por sistema de chip en largada y llegada. La misma se realiza de manera individual, saliendo un atleta cada 15 segundos, para que todos tengan la chance de subir al Castillo a su ritmo y sin aglomeraciones. El cupo máximo será de 500 personas.

El premio para los ganadores será una orden de compra de $3000 y $1000, al primero y segundo respectivamente de categoría damas y caballeros. Habrá también indumentaria para los tres primeros femenino y masculino (excluidos los premiados en clasificación general) en las categorías Hasta 30 años, 31 a 40, 41 a 50, 51+.

Y, además, habrá BONUS para los que participen del Vertical y que además corran el Cruce Tandilia el sábado. Será de 3 minutos del primero al quinto puesto, de dos minutos del sexto al décimo puesto y de un minuto del 11° hasta el último.


Inscripciones: www.tandilvertical.com.ar