“Siempre mi objetivo es volcar lo que he aprendido”. Y esta vez podrá hacerlo: Antonio Silio comenzara a trabajar en el atletismo de GEBA. Apoyado por la empresa Ona Saez Sports (OSX), el atleta argentino con las mejores marcas nacionales en media y larga distancia aún vigentes, cumplirá el sueño de volver a la pista, esta vez para acompañar a los atletas jóvenes y también a los grandes. Su trabajo constará de dos áreas: una juvenil cerca del tartan y otra de mayores, para las carreras de calle. Y, antes de comenzar, algo que podrá ocurrir entre fines de junio y comienzos de julio, tiene un gran anhelo: “La idea es apostar al 2018 para tratar de tener algún atleta en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Con dos años se puede buscar atletas para eso. Apuntar a chicos de 14 a 16 años para llegar ahí”, dice, sabiendo que los próximos serán en Buenos Aires del 1° al 12 de octubre del 2018.

13177171_10209701612521103_7879788071173073288_n

Luego de varias reuniones con Carlos Sáenz, presidente de la Fundación Ñandú, con quién viene de organizar la maratón de Córdoba con mucho éxito, Antonio cerró el acuerdo y, aunque dice estar temeroso “porque voy a tener que estar muy presente” también está feliz. “Tengo muchas ganas de volver a la pista, donde se entrena para tener resultados”, confiesa.

Lo que resta ahora es organizar los horarios, días y el equipo de trabajo que acompañará a Silio en su tarea. “Tengo gente de confianza que puede trabajar conmigo, eso lo vamos a ir viendo”, aclara.

cvillapun_antonio silio_Optimizada

Archivo Diario Clarín.

“Me gusta que las empresas privadas se involucren porque de esta manera se puede trabajar a largo plazo. A mi me pasó cuando empecé, que teníamos poco apoyo económico. Esta es una buena posibilidad. Además, yo le debo mucho al club porque fue donde me forme cuando era menor. Ojalá que este sea otro lugar donde puedan entrenarse y que pueda venir gente del Interior y tener un club donde se pueda estar. Apostar por los mas jóvenes sin descuidar el apoyo de los mayores, que es bueno. Siempre dije que las carreras de calle o fondo tienen que servir para ayudar: un porcentaje tiene que ir al deporte de alto rendimiento. Se tiene que explotar el running para formar a aquellos atletas que nos van a representar en el futuro. Por eso se neceistan las empresas privadas. El apoyo del Estado sirve, pero muchas veces cambia según los dirigentes que estén y los proyectos se interrumpen”, analiza Antonio ante la consulta de KmaKm.

“Estaba alejado de la docencia porque te lleva mucho tiempo, te consume mucho tiempo y para hacerlo tenes que estar. Mi objetivo es volcar lo que he aprendido, las federaciones no me llamaron nunca ni siquiera para apoyar o aconsejar. Nunca jamás en la vida me llamaron. Quizá porque ellos piensan que uno les quiere  quitar protagonismo y no es así. Esta es una forma de devolver lo que aprendí”, cierra el nogoyaense.