13116021_1738090893139277_757713998207614289_o

Antonio Silio, director de la maratón de Córdoba. (Foto: Facebook oficial)

Desde hace dos años, Antonio Silio es el director de la maratón de Córdoba, que en la edición 2016 fue un éxito de convocatoria pero, además, tuvo críticas positivas de los participantes. Por la organización, por la logística, por el producto en sí. El ex atleta cuenta entonces cuál es su manual para trabajar en un evento que pretende instalarse en el calendario de maratones del país junto con las más importantes: Buenos Aires, La Pampa, Rosario y Mar del Plata.

“Nosotros tenemos una desventaja: no podemos cambiar la altimetría de la ciudad. Pero este año fue muy positivo, tratamos de seguir mejorando, que todo sea de mejor calidad, que la gente se vaya contenta. En Córdoba tenemos un circuíto de 42k como diferencia, ya que en Rosario o Mar del Plata son dos de 21. La idea es que todos se sientan cómodos. Yo corrí mucho en mi vida y cuando pasa eso uno a veces abandona porque tiene que hacer dos veces el mismo circuito, algo que a veces ocurre por comodidad o por no gastar en más logística. Acá vamos al máximo”, explica.

-¿Y la cuestión económica?

-La verdad es que quedamos empatados. Tenemos ganas de publicar todo eso. Yo creo que uno no tiene que pensar en ganar plata el primer día. Los argentinos tenemos una manera de pensar: que de entrada tenemos que sacar un rédito grande, cuando largamos algo estamos pensando en eso. ¿De qué me sirve quedarme con una parte económica si a la gente me fue mal? El tema del precio es otra cuestión: a mi me duele porque hay muchos corredores de pocos recursos que quieren estar en un maratón y creo que no hay que excluir a nadie. Por ahora tenemos muy pocos sponsors. Cuando la carerra se maneje sola, con mucha más gente, creo que ahí no hay que ser pijotero y mirar el bolsillo, hay que devolvérselo a los corredores. Nosotros siempre estamos dispuestos a escuchar al corredor.

-¿Cómo interactua con la gente?

-Me gusta meterme entre la gente cuando termina la carrera y preguntarle qué falto, qué estuvo mal, qué hay que cambiar, eso para mí es muy importante.  Este año en la Expomaratón quería dar un cuestionario consultando por lo del año pasado, para saber en qué se tiene que cambiar, qué hay que corregir y llevarlo a la práctica.

13116031_10153522693645667_5011442403166218237_o

-¿Y de esta edición qué le quedó?

-Una es ser más prolijo en la largada, metimos mucha más gente de lo normal, gente que sacaba fotos… Tienen que estar sólo los corredores. Con el tema circuito, tratamos dentro de lo posible de mejorarlo. Córdoba es una ciudad con muchas cuestas… Intentamos también no traer problemas con el tránsito.

-¿Y qué cosas salieron bien?

-Creo que han tenido muy buena remera, un kit que a la gente le gustó mucho, también todo el show de largada y llegada. La entrada en calor con música, algo que no se vio en la maratón de Buenos Aires. Pero lo más importante, la gente que ha corrido en muchos lugares nos han dicho que hemos superado otras, no en cantidad de corredores si no en logística, en el trato al corredor, todos se vieron recompensados. Estamos pasando un año crítico económicamente y el corredor se fue contento.

13116378_10153522688625667_6023209281721415778_o