Este domingo 24 de junio serán siete los atletas argentinos que estarán compitiendo en el Mundial de Montaña organizado por la World Mountain Running Association (WMRA) en conjunto con la IAAF. Será la 15° edición de este Campeonato, que en el 2017 se realizó en Premana, Italia, y el año que viene llegará a la Argentina durante el K42 en Villa La Angostura, en el mes de noviembre. Ese año, el mismo se realizará en Karpacz, Polonia.

No fue una convocatoria sencilla para la delegación argentina, ya que fueron varios los integrantes del equipo que pudieron confirmar su presencia apenas a días de viajar, por la falta de apoyo económico para obtener los pasajes y el dinero para  afrontar los gastos. De hecho, Yanina Solís, subcampeona en el Sudamericano de Montaña del 2017 y oriunda de Esquel debió bajarse de la convocatoria al no poder reunir el total del dinero que necesitaba.


De esta manera, el equipo nacional estará compuesto por cuatro varones y tres mujeres. Darío Lalo Ríos, mejor argentino del último Mundial y Campeón Nacional este año en San Martín de los Andes; Franco Paredes, subcampeón argentino; Nicolás Alvarez, segundo en Patagonia Run (evaluativo) y Mathías Chazarreta, segundo mejor argentino en el Sudamericano de Villa La Angostura.

Por el lado de las chicas viajaron Roxana Flores, Campeona Sudamericana; Yennifer Castro, campeona argentina y tercer puesto sudamericano; y María de los Angeles Pereyra, segunda en Patagonia Run y tercer puesto en el Nacional de San Martín de los Andes en febrero.

La carrera largará desde el centro de Karpacz, en un circuito con subidas y bajadas que contará con dos vueltas, un total de 36,2 kilómetros. El circuito se realiza por la cima de la famosa montaña Snieska, la cual deberán subir dos veces. De hecho, la carrera que engloba el Mundial se denomina “3 veces arriba del Sniezka = 1 subida al Mont Blanc).

La zona cuenta con un gran clima, hermosas vistas y un terreno con mucha piedra. Estarán compitiendo 76 hombres y 58 mujeres, representando a 20 países. En la carrera tradicional habrá 900 corredores más, cifra que podría ser mayor pero que se ve restringida por los permisos otorgados por el parque nacional donde se realiza, el Karkonosze.

Antes del comienzo de la carrera se realizará la ceremonia inaugural pero también una premiación especial: se le entregará el premio al campeón 2017, el italiano Francesco Puppi, ya que en la edición pasada quien finalizó en el primer lugar (Petro Mamu) fue suspendido por doping. Puppi no participará de la competencia, pero sí lo hará la última campeona, la italiana Silvia Rampazzo, quien además fue la ganadora del K42 Adventure Marathon, en noviembre pasado.