En Valencia se coronó un nuevo rey de los 21 kilómetros: el keniata Abraham Kiptum fue el encargado de quebrar la marca vigente desde 2010 y bajarla cinco segundos, la misma que había logrado el eritreo Zerzenay Tadesse en Lisboa. Con una nueva marca de 58 minutos y 18 segundos durante la Media Maratón Trinidad Alfonso se coronó como el más rápido de la distancia.

El keniata hizo la diferencia después del kilómetro 13. “Estoy muy feliz por la victoria. Me encontraba bien en el kilómetro 15 y pensé ‘¿por qué no intentarlo?’. Es un circuito muy rápido y lo he querido aprovechar”, contó. La carrera modificó su circuito, quitando varias vueltas y gracias a su trazado plano y a un clima ideal para correr, se logró romper la marca. El año pasado, en la misma carrera, Joycilene Jepkosgei  con 1 hora 4 minutos y 51 segundos fue quien logró la marca mundial femenina. Valencia se consagra así como la medio maratón más rápida del mundo.

Detrás de Kiptum, que se casará el próximo 20 de diciembre, arribaron Yemal Yimer (58m33) y Hadis Embaye (58m44). Entre las mujeres, la ganadora fue etíope Gelete Burka, con 1h06m10. Detrás llegaron Alia Mohammed (1h06m13) y Edith Chelimo (1h06m18).