pata-de-ganso

Una de las lesiones más molestas en el corredor es la llamada  tendinitis Pata de Ganso. Por eso es muy importante acudir a un medico especialista para comenzar un tratamiento acorde y darle un poco de descanso a las piernas.

Recibe este nombre tan peculiar por el parecido que tiene la inserción de los tendones de los tres músculos afectados: Sartorio, Semitendinoso y Grácil o Recto interno, en la parte superior de la tibia con la forma de una pata de un ganso. Para poder liberar esa sobrecarga articular hay que tratar los tejidos blandos con masajes y técnicas desfibrosantes. 

Este tipo de lesiones, son difícil de prevenir, principalmente en los corredores de montaña. La utilización de rodillera será fundamental, ya que se debe sujetar  firmemente la inserción de estos tres tendones, por bajo de la rótula y en la cara interna del muslo y,  luego, selectivamente, la zona muscular más afectada.  La aplicación de  frío es fundamental, ya sea con hielo o geles. 

Para evitar que se transforme en una lesión crónica, es fundamental el descanso prolongado hasta que se reduzca totalmente el dolor.

Cómo prevenir la Pata de Ganso

Como hemos visto, nuestro cuerpo busca siempre la forma de evitar el dolor cambiando el desplazamiento o la postura, a veces de manera imperceptible. Por ello, no es recomendable continuar corriendo cuando sufrimos alguna lesión o padecemos algún dolor al caminar o correr.

Evitar correr con zapatillas mojadas o llenas de barro. El peso en los pies puede provocar también la lesión, ya que los músculos implicados reciben un sobreesfuerzo continuo que limita nuestra agilidad y movimientos fluidos. Los movimientos bruscos en contra de la inercia de la carrera originan fuerzas y tensiones en nuestras articulaciones que pueden ocasionar muy diversas lesiones.

Por ultimo se recomienda evitar correr de noche o por lugares con poca visibilidad, si necesitas entrenar de noche,  acordate de llevar siempre una linterna frontal, eso te ayudará a evitar  movimientos bruscos ante obstáculos inesperados.