Comienza el tiempo más lindo para salir a entrenar. Ya no hace tanto frío para levantarse temprano o tarde en la noche para salir a realizar un trote, pasadas, ir al gimnasio o caminar un rato. Pero así como los lugares al aire libre comienzan a llenarse nuevamente con el clima primaveral, los que comienzan a escaparse son los que sufren de alergias. Son quienes peor la pasan durante esta época del año. Pero hay maneras de seguir entrenando y que nada impida completar el entrenamiento. Estos son algunos consejos genéricos para evitar que la alergia frene la energía. alergia

Lo primero, claro es acudir a un médico para intentar saber cuáles son las razones de la alergia y descartar la idea de que se trate de asma.

Después, hay algunas ideas para seguir disfrutando del running:En caso de que el corredor tenga asma se recomienda utilizar el inhalador justo 30 minutos antes de comenzar a correr. Además, es fundamental realizar un buen calentamiento

  • ¿A qué hora es mejor salir? Se debe evitar correr los días más secos y por los lugares donde puede haber más contaminación de polen. Parques, plazas, lugares con canteros. Hay que saber elegir para no pasar un mal momento.
  • También se debe evitar la primera mañana y las últimas horas de la noche: en ese momento hay un mayor nivel de polen en el aire.
  • Si se puede correr cuando llueve, ya que se aplaca la cantidad de polen y está más libre el aire. Con llovizna o inmediatamente después de que haya llovido.
  • Eso sí, el viento no es un buen amigo para las personas alérgicas: lo más recomendable sería no salir. De salir, hacerlo a favor y no en contra.
  • Si se debe salir igual por necesidad, puede cubrirse la boca y nariz con un buff, una mascarilla, un cuello térmico o algo que disminuya la cantidad de contaminación que puedan ingresar en las vías respiratorias.
  • También se puede utilizar lentes de sol si la zona afectada también incluye los ojos, con picazón o lagrimeo.
  • Es ideal ducharse o cambiarse la ropa inmediatamente después de entrenar, ya que los síntomas se hacen presentes una hora después del trabajo físico.
  • Cambiar la dieta puede ayudar a minimizar los síntomas de la alergia. Más fruta y verdura, beber más agua puede ser importante.
  • No te olvides de llevar pañuelos a la hora de correr: es importante para no lastimar la piel del rostro.
  • Siempre es ideal consultar al médico ante cualquier duda.