La noche de Río no da tregua. Con o sin lluvia, hay medallas cada noche en la pista. Este lunes hubo lugar para dos nuevos oros: los 800 masculinos, que fueron para el keniata David Rudisha; y los 400 metros femeninos que, en una final impactante, fueron para la bahameña Shaunae Miller.

rusisha

 

David Rudisha se convirtió en el primer atleta que revalida su título olímpico en los 800 metros en más de 50 años cuando esta noche logró nuevamente el oro, cruzando la meta con un tiempo de 1’42″15, seguido del actual campeón de 1.500 Taoufik Makhloufi con 1’42″61 y del estadounidense Clayton Murphy, con 1’42″93.

Rudisha se impuso en la última vuelta, a tan solo 200 metros del final. Su compatriota Kipketer arrancó la carrera con un ritmo inalcanzable, cerrando el primer 400 en 49″23, pero en la curva del 500, Rudisha tomó quedó adelante y terminó ganando el oro.

De cabeza al oro

dive

AP

Final de locura para los 400 femeninos: la bahameña Shaunae Miller se arrojó sobre la línea de meta para lograr el título olímpico y así evitar que y privar a la estadounidense Allyson Felix de ser la primera atleta de la historia con cinco medallas de oro olímpicas. Logrando su mejor tiempo, finalizó la vuelta en 49″44, finalizando la carrera con una palomita directo al oro.


Felix fue plata con 49″51 y la jamaiquina Shericka Jackson fue bronce con 49″85.