delegacion

La delegación y sus medallas. (Foto: CADA)

Argentina se volvió de Río con las valijas un poco más pesadas. En total, la delegación se quedó con 11 medallas en el Campeonato Iberoamericano que se disputó en el estadio Engenao de Río de Janeiro, el mismo  que será escenario del atletismo durante los Juegos, que comienzan el 5 de agosto. En total, fueron cinco medallas doradas, tres plateadas y tres de bronce, además de algunas actuaciones destacadas que no recibieron medalla pero que son un gran envión para el futuro.

Sin dudas, la más sobresaliente fue la actuación de Belén Casetta, quien a sus 21 años logró la clasificación a los Juegos en la prueba de 3.000 con obstáculos, en la que ganó bajando más de diez segundos su marca. Con un tiempo de 9.42.93, logró la mínima (9.45.00) y además estableció un nuevo Récord Nacional Argentino (el anterior, de 9.55.57, estaba su su poder y lo había realizando hace algunas semanas en Mar del Plata). La de Casetta fue la segunda dorada de argentina, ya que la primera fue de otra clasificada a Río. Jennifer Dahlgren, ganó la competencia de martillo con 65.87 metros.

El tercer oro fue para Juan Manuel Cano en la competencia de marcha 20 kilómetros. El argentino había finalizado segundo, pero recibió la dorada ya que el local Caio Bonfim, ganador de la prueba, estaba fuera de competencia (Brasil lo anotó pese a tener dos competidores en la prueba). Cano, ya clasificado a Río, logró una marca de 1:27:27.7.

Gastaldi fue el cuarto oro, obtenido en decathlon con 7.634 puntos, superando a los locales Alex Soares (7.330) y Nicolas Nascimento (7.002). Quedó apenas a 192 puntos de su mejor actuación (7.826), cuando finalizó 5º en los Panamericanos de Guadalajara 2011 (y sigue estando 3° en el Ranking Argentino Permanente).

El último oro fue para otro atleta experimentado y clasificado a los Juegos: Germán Chiaraviglio quien tuvo una actuación histórica en la prueba de salto con garrocha, con un registro de 5,60 metros, consagrándose campeón iberoamericano por cuarta vez.

Ibero-Americano 2016,  evento-teste de Atletismo para os Jogos Olimpicos 2016. Est‡dio Ol’mpico do Engenh‹o - FOTO: WAGNER CARMO/CBAT

Ibero-Americano 2016, evento-teste de Atletismo para os Jogos Olimpicos 2016. Est‡dio Ol’mpico do Engenh‹o – FOTO: WAGNER CARMO/CBAT

PISTA DE PLATA

Las tres medallas plateadas fueron en la pista. Carolina Lozano, quien había quedado cuarta en los 3.000 con obstáculos logrando igualmente su mejor marca (aspiraba a un podio pero sufrió una caída en el último obstáculo), quedó segunda en los 1.500 llanos con un tiempo de 4.11.71, realizando un nuevo récord nacional absoluto y sudamericano sub-23. “Salió la carrera que quería, fue la revancha, salí muy agresiva desde el inicio, en la anterior salí muy tensionada, pero esta vez estaba decidida”, contó la santafesina luego de la competencia.

El chubutense Joaquín Arbe, con 8.40.21, logró su mejor marca y una medalla de plata, en los 3.000 con obstáculos. “Nunca había corrido en una pista así, te hace acelerar un poco más es un material que me produjo más despegue”, contó después de la competencia.

13235696_10208992593067102_4045110186194481305_o

Todas las fotos de Marcelo Szwarcfiter

La marplatense Flor Borelli fue la tercera medalla de plata, pero primero además se quedó con una de bronce, una gran cosecha para la atleta de 23 años. La primera que logró fue la de bronce, en los 3.000 metros llanos, con un tiempo de 9.10.79, la segunda mejor marca nacional de todos los tiempos, a tan sólo 55 centésimas del récord argentino de Rosa Godoy. “Estoy muy feliz, no me esperaba estar representando a Argentina en un campeonato tan importante y conseguir mi mejor marca personal. Fui mamá hace un año y no pensé recuperarme tan rápido. Después de entrar en calor, cuando entré al estadio tuve una sensación muy fuerte, me dio mucha energía”, contó. La de plata la logró en los 5.000 llanos, con un tiempo de 16.28.66.

13220599_10208993197322208_8217684635647384033_o

Todas las fotos de Marcelo Szwarcfiter

LAS CHICAS DE BRONCE

Además de Borelli, Rocío Comba se llevó la de bronce en la prueba de disco, con una marca de 56.75 metros. “Es la mejor marca en lo que va del año, nos ha costado pasito por pasito. Muy satisfecha y muy feliz por la medalla. Desde 2008 que no sacaba una en el Iberoamericano y eso lo hace muy significativo. Nos genera confianza y bienestar para seguir avanzando”, contó. Valeria Chiaraviglio en Salto con Garrocha fue la otra medallista.

13116494_10208979935150662_3110813847634297579_o

Todas las fotos de Marcelo Szwarcfiter

DOS QUE NO PUDIERON

Por un lado, Germán Lauro quedó en el cuarto lugar en lanzamiento de bala, acusando fuertes dolores en la espalda que le impidieron tener una buena performance. “Venía trabajando muy duro estas últimas semanas y me resentí la espalda, no estaba ni para entrar a competir, pero ya estaba acá y era una oportunidad para probar la pista. Mi objetivo está a planteado a tres meses para los Juegos Olímpicos, pero aún así quería competir bien y quise al menos intentarlo”, contó después de la competencia.

Braian Toledo, clasificado a Río 2016 en lanzamiento de jabalina finalizó 4° con una marca de de 78m53, alcanzada en su último lanzamiento. El atleta venía recuperándose de un desgarro en el isquiotibial derecho, lo que mermó su rendimiento. “Hubiera podido pelear el oro si hubiese estado en mejores condiciones”, admitió.

BUENAS PERFORMANCES

El sanluiseño Leandro Paris tuvo una actuación sobresaliente en las semifinales de los 800 metros, al ser tercero en la segunda serie con 1:47.18, su mejor marca personal y la tercera de todos los tiempos en el ranking argentino. En la final, llegó séptimo con 1.51.53.

Joaquín Arbe, medalla de plata en 3.000 con obstáculos, logró mejorar su marca personal en los 1.500 metros, con record provincial de 3:44.

13198424_10208983829768025_6026941487975290017_o

Julián Cherit fue sexto en salto en largo, con 7.16 metros. El oriundo de Cacharí, partido de Azul (Buenos Aires) tuvo su primer torneo internacional y aunque no se quedó conforme por estar debajo de sus marcas, se fue conforme con la designación.

 

Guillermo Ruggeri fue quinto en decathlón, con 6.305 puntos. No sumó en los 1500 metros, ya que abandonó.

En su primera actuación en un Iberoamericano, el lanzador Joaquín Gómez se clasificó en el quinto lugar en martillo con 67.34 metros.

Argentina se subió al tercer escalón del podio con 11 medallas (5O, 3P y 3B), por detrás de Brasil con 52 (16O, 17P y 19B) y Colombia con 12 (5O, 5P y 2B). El presidente de la IAAF Sebastián Coe, estuvo presente en el Engenao para la útima jornada de competencia.

Andrés Charadía, Jefe técnico Deportivo de la Confederación Argentina de Atletismo, hizo su evaluación: “El Iberoamericano nos deja un muy buen balance para el atletismo. Nuestro objetivo era lograr la mayor cantidad de marcas personales y mejores marcas de la temporada para aquellos atletas que tienen como objetivo los Juegos. Que hayamos terminando en el tercer lugar del medallero general con una clasificación para participar en Río de dos tres que pretendíamos y con 7 marcas personales, más un récord argentino y 11 medallas, es el inicio del camino que se pretende seguir cuando hablamos de mejorar un producto”, dijo para el sitio de la CADA.

“Sin dudas que aprender a entrenar, aprender a competir y ganar son tres etapas que debemos entender y para eso se necesita apoyo, compromiso y tiempo, nada se pude lograr si no se planifica y debate a largo plazo. Hoy nuestro mayor esfuerzo está enfocado en trabajar sobre el desarrollo y las bases del atletismo”, cerró.