“Lo logramos!!! El 21 de Febrero  a las 4:15 pm.  Estaba tan agotado que nunca he sido, pero mis amigos y yo estábamos sentados en el techo de América del sur! Nos fuimos de nuestro campamento a las 6 am  hacia la cumbre del Aconcagua y después de 10 horas de viajar a través de la ruta con más hielo y piedra suelta que he vivido.  Derramando algunas lágrimas juntos a 22,800 m de altura. Gracias a todos por el cariño y apoyo! Que nos mantuvo en marcha”. Esas fueron las palabras que Kyle Maynard manifestó en su muro luego de alcanzar la cumbre del Cerro Aconcagua.

10155029_10153451268487799_2964368231311602517_n

Kyle Maynard es sin duda una fuerza de la naturaleza, que por desgracia nació con  una amputación congénita de sus extremidades y desde joven convirtió su vida en una oportunidad para crecer y convertirse en un modelo de superación para los demás.
Gracias a su perseverancia y determinación fue campeón del estado de Atlenta en lucha libre, compitiendo con jóvenes sin discapacidades físicas.
Su pasión por la montaña no nació ahora. Kyle  ha sido el primer tetra amputado en conquistar el Monte Kilimanajaro, la montaña más alta del continente africano en el 2012.
12733391_10153445213922799_8801846033543956617_n

Por la tarde del  domingo los guías del  Refugio Maury  de Vallecitos (anfitriones de Kyle y su team en la aclimatación) anunciaban eufóricos el cumplimiento del objetivo, de la mano del líder de la expedición y amigo de Kyle, Kevin Cherilla de la fundación K2 Adventures.

Una nueva cumbre para el hombre que le demuestra al mundo que la palabra imposible debe ser borrada del diccionario.