No pudo ser. Germán Chiaraviglio finalizó su participación en el Mundial de Atletismo de Beijing 2015 con una marca de 5.65  terminando en la novena posición en la final del salto con garrocha. Si bien fue una buena performance de cara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, no logró superar los 5,75 que había obtenido en la clasificación.Para meterse en la pelea por el podio se vio obligado  a intentar batir los 5.80, algo que nunca pudo hacer en su carrera. Chiaraviglio se despide de Beijing con la certeza de haber vuelto al primer nivel mundial.