A 24 hs de quedar todos sorprendidos con el magnifico triunfo de el  keniano de 25 años Daniel Wanjiru  (2h05m48s) en la maratón de Londres, los gestos que enaltecen los valores deportivos comienzan a salir a la luz.

El caso de Matthew Rees no paso desapercibido.  El corredor levantó la admiración de los presentes en meta, incluido el príncipe Harry. Rees iba camino acabar la carrera cuando se percató de que otro corredor, David Wyeth, se tambaleaba en la recta de llegada. Rees no lo dudó. Frenó  y agarró a Wyeth para ayudarla a acabar la carrera. “Vi que estaba en el suelo, trataba de levantarse, pero sus piernas no le respondían. Entonces pensé que era más importante que llegara a la meta que yo rebajará unos segundos a mi marca”, comentó Rees.

C-G-1ofXsAAmIW-.jpg-large

Cada vez que trataba de levantar a Wyeth, del Chorlton Runnerr, se volvía a caer: “Traté de animarlo, lo levanté y le dije: ‘Vamos, podemos hacer esto”; recuerda Rees, corredor del Swansea Harriers, que recibió la ayuda de un asistente del maratón para llevar a Wyeth hasta la meta en los últimos 50 metros.

“Esto es el maratón. Estos momentos son los que hacen que valga la pena”, apunta Rees que recibió las felicitaciones de los presentes y también a través de las redes sociales de su propio club y del de Wyeth.

Fuente: Elmundo.