rita

El doping positivo de Rita Jeptoo sorprendió al mundo del atletismo en 2014. Días antes de su segundo título en Chicago, la keniata fue sometida a un control que terminó siendo positivo lo cual le valió una suspensión de dos años. Ahora, el entrenador italiano de atletismo Claudio Berardelli fue formalmente acusado por un tribunal de Kenia como sospechoso de promover el dopaje de atletas kenianos, incluida la exestrella del maratón Rita Jeptoo. Cinco días antes, Federico Rosa, fundador de la agencia deportiva Rosa and Associati también había sido acusado de arruinar la reputación de varios atletas.
Berardelli y Rosa fueron detenidos, aunque quedaron en libertad bajo fianza. El primero de ellos había comparecido por primera vez ante el tribunal el 12 de julio y fue acusado de administrar sangre con EPO a Jeptoo en 2014. Rosa había sido detenidos el 1° de julio en Eldoret, donde se realizaron las pruebas clasificatorias de Kenia para los Juegos Olímpicos.

Rita fue sancionada en enero del 2015 con una suspensión de dos años pero si bien presentó un recurso contra su castigo ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) busca un aumento en la pena y la anulación del resultado de Jeptoo en el maratón de Boston, donde fue la ganadora. También la había ganado en 2006 y 2013, además de Chicago en 2013 y 2014, lo que la hizo acreedora del premio de la World Marathon Majors.
Estas dos acusaciones llegan luego de la entrada en vigor de una nueva ley antidopaje en Kenia, que permite sancionar a los atletas culpables de dopaje y a las personas que han suministrado o administrado productos prohibidos. La misma fue aprobada por la insistencia de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que había amenazado a Kenia con no dejarla participar en los Juegos Olímpicos, algo que sí ocurrió con Rusia. Kenia fue declarada en mayo “no conforme con las reglas antidopaje por la AMA y debió modificar su legislación para satisfacer las exigencias de la organización.
Rosa and Associati, que gestionaba dos concentraciones de entrenamiento en el valle del Rift y es una de las dos agencias extranjeras que habían sido suspendidas en 2015 por la Federación Keniana en relación con acusaciones de dopaje. Unos cuarenta atletas kenianos se han visto implicados en casos de dopaje a lo largo de los tres últimos años.  Rosa está acusado de “administrar sustancias prohibidas a través de métodos prohibidos” para mejorar el rendimiento de los atletas que entrena en Eldoret e Iten.

A fines de mayo, la IAAF resolvió prolongar por seis meses la suspensión de tres antiguos dirigentes de la Federación Keniana, Isaiah Kiplagat, David Okeyo y Joseph Kinyua, inhabilitados en noviembre pasado por “subversión del proceso antidopaje”, pues habrían tapado numerosos positivos.