isin

 

Este martes, el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que oficialmente dejará competir en los Juegos Olímpicos de Río a los atletas rusos que puedan demostrare estar limpios en cuestiones de doping. Y podrán hacerlo bajo su bandera y no bajo una neutral, algo a lo que algunos atletas, como Yelena Isinbayeva, se negaban.

Junto con esta autorización, la institución entregó los detalles de la decisión que se tomó luego de que la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) prolongara la suspensión de Rusia en los Juegos. Eso sí, los atletas deberán someterse a ciertas condiciones para poder estar habilitados a competir: tanto los rusos como los kenianos deberán someterse a una evaluación individual por parte de las federaciones internacionales para ser considerados elegibles para Río. “De acuerdo al informe de la Agencia Mundial de Atletismo (AMA), con sustanciales acusaciones en particular a Rusia, la conclusión de la cumbre es que la declaración de no cumplimiento crea serias dudas sobre la presunción de inocencia de los deportistas de esos países. Cada atleta tendrá que ser declarado elegible por cada federación internacional tras una evaluación individual y las federaciones internacionales tendrán en cuenta todas las evidencias y circunstancias”, dijo el alemán Thomas Bach, presidente del COI, en conferencia de prensa.

Además, el dirigente se refirió a los casos de México y España, declarados no cumplidores del Código de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), señalando que se trató de “cuestiones administrativas”.

Bach expuso los cuatro puntos incluidos en la declaración de la cumbre, aprobados por unanimidad: en primer lugar confirma el “respeto y el apoyo a la decisión de la IAAF” de mantener de manera general la exclusión de los atletas de Rusia de los Juegos de Río. Bach espera disponer de los resultados de los análisis de las muestras conservadas de Pekín 2008 y Londres 2012 para iniciar los procedimientos disciplinarios lo antes posible.

El tercer punto invita a las autoridades responsables a “hacer un esfuerzo para sancionar a todos aquellos que puedan estar implicados, sean entrenadores, médicos y todas las personas relacionadas con casos de dopaje. La cumbre también ha reconocido que el sistema antidopaje tiene deficiencias y debemos ser conscientes de nuestras responsabilidades”, dijo.

Al mismo tiempo, se acordó en convocar a una cumbre antidopaje extraordinaria con la AMA en el 2017, aunque previamente en octubre se debatirán proposiciones en busca de un sistema antidopaje independiente.