La Polaca Anita Wlodarczyk estableció un nuevo récord mundial de martillo durante la final olímpica con un lanzamiento de 82,29 en el tercer turno.

La lanzadora polaca mejoró en más de un metro su plusmarca mundial anterior (81,08), conseguida el 1 de agosto de 2015 en Cetniewo (Polonia).

Se trata del tercer récord mundial de atletismo que se bate en los Juegos de Río, después de los conseguidos por la etíope Almaz Ayana el viernes en 10.000 metros con 29:17.45 y por el sudafricano Wayde van Niekerk el domingo en 400 con 43.03.