11988757_921069147967378_8702249263316484709_n

Respirar bien sin ninguna duda es uno de los  aspecto a tener en cuenta para todo corredor, principalmente para aquellos que comienzan a dar sus primeros pasos en la actividad. No todo es piernas y movimiento de brazos. El sistema respiratorio juega un rol fundamental en el desempeño del atleta. Quienes trabajan la respiración corren por más tiempo y logran mejor desempeño.

El  cuerpo funciona a base de oxígeno y cuando sales a correr tus músculos necesitan  de ello. El cuerpo satisface esa necesidad por medio de la sangre. Los pulmones trabajan más duro para absorber ese oxígeno y el resultado es que te quedas sin aliento.

Una forma de saber si el cuerpo esta bien oxigenado o no, es intentar hablar mientras se corre. Si esta acción se dificulta, probablemente se necesite bajar el ritmo para lograr oxigenarlo.

Tener un buen patrón de respiracion cuando corres definitivamente te volverá un corredor más eficiente. Podrás recorrer distancias más largas si aprendes a respirar bien. Tu cuerpo será más eficiente al conseguir oxígeno para tus músculos, lo que te ayudará a aumentar tu resistencia. Además, al tener un buen ritmo respiratorio, el correr o los deportes que en los que se corre mucho se vuelve una tarea mucho más cómoda.

Cuando corres típicamente respiras por la boca porque eso permite la entrada de más oxígeno, y la salida de más dióxido de carbono. Si lo haces por la nariz, tus músculos faciales se contraerán y tenderás a hacer crujir la mandíbula. Si al respirar por la boca todavía sientes que te quedas sin aliento, entonces baja un poco el ritmo. Es importante realizar respiraciones cortas. Un truco que siempre funciona cuando te estás quedando sin aliento es hacer una inhalación profunda. Esto te devolverá la respiración.

Lograr relajar los músculos con la respiración.-

Los corredores que olvidan relajarse hacen cambios inadvertidos lo que les provoca dolor. Los ejemplos incluyen correr con los puños muy apretados y con los hombros demasiado altos. Esto provoca fatiga muscular y dolor.La respiración profunda previa a una competencia ayuda a promover la relajación durante la carrera. Esto se hace con una inhalación más profunda de lo normal y exhalando todo el aire después. Durante la exhalación, debes concentrarse en liberar toda la tensión en los brazos agitándolos, abriendo y cerrando las manos y moviendo la cabeza en círculos. Esta combinación de actividades te relajará durante la carrera y ni siquiera necesitarás cambiar tu paso para hacerla.