El plusmarquista mundial Mo Farah corrió en pista, calle, cross country. Y participó de cientos o miles de carreras promocionales. Pero seguro que nunca fue el protagonista de algo así: la mini maratón de Akasaba, en Japón, en su edición All Star Acción de gracias. El británico largó detrás de todos los participantes, que luchaban por llegar antes que él. Una de sus competidoras fue una actriz famosa, Tao Tsuchiya, quien terminó desvaneciéndose una vez que cruzó la meta y otro de los que participó del desafío es un comediante nipón Kenji Moriwaki. El circuito incluía las calles cercanas al estudio de televisión, ya que la misma fue transmitida en vivo, y también el interior del mismo, donde un jurado observaba cómo se daba la carrera. Con su sonrisa clásica, Mo Farah se rio de los chistes, cruzó la meta haciendo su ademán típico y disfrutó de lo que debe haber sido la jornada más loca de su carrera.

La carrera

 

La previa