Estaba nominado como actor de reparto, pero se ganó el Oscar al mejor actor. Jonah Kipkemoi Chesum arrancó la maratón de Barcelona, el pasado domingo, como liebre de los hombres de elite. Y sin haber corrido nunca semejante distancia. El keniano, atleta paralímpico en Londres 2012, finalizó la carrera en 2h08m59 y se llevó el premio grande, sorprendiendo a todos pero sobre todo a sí mismo.

Su carrera estaba pautada para recorrer 35 kilómetros y por esa distancia cobraría 3.000 euros. Pero cuando apenas faltaban siete para finalizar la carrera, se encontró sólo y con fuerzas para seguir y por eso decidió finalizarla. Y ganarla. “Cuando salí del hotel no sabía que ahora sería el vencedor del maratón de Barcelona porque ni siquiera tenía previsto acabarlo. Pero en el kilómetro 35, al verme solo en cabeza y con fuerzas, es cuando he decidido seguir hasta el final”, dijo. Ahora, para realizar su sueño de comprar vacas y tener una granja en Iten para alimentar a su pequeño hijo tendrá nada menos que 13.000 euros.

Kipkemoi, además de ser la primera liebre en ganar la maratón de Barcelona en 39 años, es el primer atleta oficialmente paralímpico en conseguirlo. De niño, estuvo involucrado en un incendio que le provocó quemaduras en la parte derecha de su cuerpo y una deformación muy visible en la mano derecha. Compitió en Londres 2012 en la categoría T46, corriendo 800m (fue 6º) y 1.500ms (7º). Para Río 2016, cambió su categoría,a la T47, en la que sólo puede participar de pruebas de velocidad y saltos, por lo que renunció a participar y decidió correr el medio maratón en Cardiff, logrando una marca de 1h02m04. “El de hoy era mi primer maratón. He corrido algunos medios maratones y me han ido bien. La verdad es que no esperaba esta marca. Estoy realmente sorprendido”, comentó tras la carrera.

Record entre las chicas

runninges2

La etíope Helen Bekele, de 22 años, fue la vencedora entre las mujeres, estableciendo además un nuevo récord, con con 2h25m04. “Pensaba que mi compatriota Tsegaye Melesech, con mejor marca que yo iba a ganar, pero he tirado fuerte y a ocho kilómetros para el final me he probado con un fuerte cambio de ritmo. Meleseh se ha quedado algo atrás y yo me he sentido bien y mi ‘liebre’ me ha acompañado. En absoluto pensaba que hoy iba a bajar cuatro minutos mi marca personal”, contó.