La keniana Joyciline Jepkosgei batió este sábado en Praga el récord del mundo de media maratón (21,097 km), con 1 hora, 4 minutos y 52 segundos, convirtiéndose en la primera mujer en bajar la barrera de 01h05.

Jepkosgei, de 23 años, batió en 14 segundos el precedente récord, establecido por su compatriota Peres Jepchirchir, vigente campeona del mundo, el 10 de febrero en Dubái.

“No sabía que batiría el récord del mundo hoy”, dijo Jepkosgei en declaraciones facilitadas por la IAAF. “Solo quería mejorar mi marca, es una sorpresa para mí”, apuntó.

En Praga, con un luminoso día, Jepkosgei aventajó en la línea de meta a sus compatriotas Violah Jepchumba, en 30 segundos, y Fancy Chemutai, que llegó a más de dos minutos.

La página web de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) informó que la joven corredora, de 23 años, estableció un nuevo récord mundial en la distancia, pero también en los 10, los 15 y los 20 kilómetros en ruta. La Keniana cubrió los diez primeros kilómetros en 30’05”, mejorando en dieciséis segundos el registro de la británica Paula Radcliffe, inalcanzable desde 2003.

En categoría masculina el etíope Tamirat Tola ganó la prueba con un tiempo de 59 minutos y 37 segundos, por delante de los kenianos Josphat Kimutai Tanui y Geoffrey Yegon.