PH: Splash News

PH: Splash News

Serena Williams es una deportista ejemplar. Número 1 del mundo en el ranking de la WTA, este fin de semana quedó claro que lo suyo no es correr. La tenista norteamericana participó de una carrera de 5k en Miami, la Live Ultimate Run South Beach, organizada por su propia Fundación para recaudar fondos para, entre otras cosas, seguir ayudando a la construcción de escuelas en África y a dar becas de estudio en Nueva York. Sin embargo, la tenista decidió no completar el circuito y, cuando apenas había corrido la mitad de la carrera, junto con su equipo la sorprendieron  tomando un taxi hacia la meta. El sitio Splash News publicó las imágenes cuando la menor de las Williams “hacía trampa”.

 

“Esta vez no lo sentí, pero prometo que el año que viene la voy a completar”, dijo la tenista una vez que llegó a la meta, cuando todos ya estaban enterados de lo sucedido a través de las redes sociales. Serena se lo tomó con simpatía y se quedó a alentar a todos los que fueron llegando, incluso a su hermana Venus, que sí completó los 5 kilómetros.