Hernán Barreto logró la segunda medalla para la Argentina, en esta edición de  los Juegos Paralímpicos de  Rio de Janeiro.  Con un tiempo de 12.85  terminó tercero en los 100 metros T35. En la misma carrera, Nicolás Aravena y Diego González hicieron 13.45 y quedaron en sexto lugar, con un Diploma Paralímpico.

Con este logro, Hernán suma una nueva medalla a su cosecha personal, que ya contaba con otro bronce (200m) en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y tres oros Parapanamericanos (100m y 200m en Guadalajara 2011 y 100m en Toronto 2015).

Siendo un apasionado del Futbol, decidió a los 12 años dar sus primeros pass en el Atletismo.  Su meta por ese entonces era llegar  a los Torneos Juveniles de Mar del Plata, de apoco  fue brillando en el atletismo para personas con capacidades diferentes. De Infancia dura y con las secuelas de su parálisis cerebral, Hernan no bajo los brazos y debió  transformarse en el hombre de de la casa. Trabajaba día tras día para ayudar a su madre y sus 7 hermanos.  Hoy la vida le da otra recompensa a tanto sacrificio.