La noticia es engañosa: Justin Gatlin logró bajar el récord mundial de 100 metros de Usain Blolt de 9,58 segundos. El velocista estadounidense coronmetró 9,45, pero con algo de ayuda: el norteamericano contó con el impulso de potentes ventiladores en la largada y durante el recorrido. El hecho se dio como parte de una transmisión de la televisión japonesa, que le pagó a Gatlin 25 mil dólares por su participación. En la misma, recorrió los 100 metros con un gran ventilador que lo impulsó desde atrás y otros más pequeños distribuidos en la pista.

La marca, claro está, no tiene carácter formal. El mejor registro de Gatlin, campeón olímpico en 2004, es de 9,74 segundos, tiempo logrado en Doha en 2015.
gatlin2
El tiempo de Bolt, ¿con ayuda?
Steve Hollings, autor del estudio publicado por el European Journal of Sport Science , quien trabaja en el Instituto de Investigación de Rendimiento Deportivo de la Universidad de Tecnología de Auckland (Nueva Zelanda), se preguntó: “¿Fue el nuevo récord asistido por el viento?” luego de que Bolt rompiera el récord en el Campeonato Mundial de Berlín, marca que aún ostenta. La velocidad del mismo fue de 0,9 metros por segundo.
Buscando respuestas, el equipo neozelandés adoptó un enfoque empírico para estimar los efectos de la velocidad del viento, la altitud y otros factores ambientales en unos 44.000 resultados de 619 atletas masculinos. El estudio ha permitido identificar factores ambientales adicionales y otros como el nivel de la competición, el método de cronometraje y si se compite dentro o fuera de un recinto.
gatlin3

Según los cálculos sobre su rendimiento, el jamaicano tendría que haber corrido los 100 metros en 9,62 segundos sin viento. “El viento, por tanto, mejoró en 0,04 segundos el récord”, señaló Hollings. Pero los científicos van más allá y sugieren que Bolt podría volver a batir su propio récord en 9,48 segundos, siempre y cuando la velocidad del viento sea de 2 metros segundos a favor y la altitud de 999 metros.

“Medir la velocidad del viento en los 100 metros, 200 metros, y los 110 metros valla ha sido uno de los temas más controvertidos en el deporte desde que se introdujo en 1936 (en 1950 para los 200 metros)”, indica Hollings. Las mediciones no son siempre válidas ni fiables.

Sin embargo, incorporando los datos actuales de competición, los investigadores han calculado que un viento a favor de 2 metros por segundo (velocidad máxima a partir de la cual las marcas quedan invalidadas) podría aventajar de 0,07 a 0,09 segundos a un corredor de los 100 metros lisos.

Fuente: Público.es

gat