Wilson Kipsang anunció antes de la carrera que nuevamente iría por el récord de Kimetto. Pero el keniata no pudo completar los 42 kilómetros de la Maratón de Tokyo, la primera de las seis Marathon Majors del calendario. Sin embargo, el que sí pudo fue su compatriota Dickson Chumba, sin declaraciones estridentes ni anuncios alocados. Lejos estuvo del récord, es cierto, pero su objetivo sigue siendo el mismo: ganar maratones para seguir construyendo casas Nandi, donde nació, muy cerca de Kepsabet, en Kenia, donde se entrena.

 

Allí fue el dinero que ganó en las diferentes maratones en las que se consagró el keniata de 31 años, que se adjudicó por segunda vez la carrera de la capital japonesa con un tiempo de 2h05m30. La primera vez había sido en 2014, el mismo año que logró su mejor marca -en Chicago- pero quedó tercero: con 2h04m32, quedó a 21 segundos del ganador, Eliud Kipchoge. Al año siguiente volvió a correr en Chicago y esta vez sí se quedó con el primer lugar, en una de las carreras más lentas del año, ya que se realizó sin liebres. Pese a eso, con 2h09m25, logró el título. Esos premios por cada podio, más las carreras de Roma y Eindhoven, sus primeros triunfos en su historial, fueron los que iniciaron este negocio.

Casado y con tres hijos (dos varones y una niña), en su casa cultiva maíz y vegetales. “Cuando estoy fuera de temporada, me gusta estar con mis hijos”, cuenta. Pero su orgullo son las casas que construye para alquilar. “No tengo ningún hobby particular, pero cuando no estoy entrenando mucho me gusta estar atento a mis otros negocios. He construido algunas casas para alquilar y me gustaría construir más. Me gusta construir porque, para alguien como yo que proviene de una familia pobre, me permite visualizar lo que he logrado en todos los años de duro entrenamiento. Me da satisfacción “, dijo en una entrevista.

En Tokio, Chumba ganó sin problemas. Detrás suyo llegó el local Yuta Shitara quien con sus 2h06m11 logró un récord nacional. Y tercero finalizó Amos Kipruto.

Entre las mujeres, la ganadora fue Birhane Dibaba, con 2h19m51, seguida por Ruti Age (2h21m19) y Amy Cragg (2h21m42).