Foto: RunningRadio

Foto: RunningRadio

Harry Potter. La mujer maravilla. Superman y Batman. Piratas. Papá y mamá Noel. Hadas, duendes, fantasmas. Cruela de Vil y hasta dos Teletubbies. El objetivo es divertirse y ayudar, dos grandes metas para un sábado por la mañana. En el Hipódromo de Palermo, en pleno Buenos Aires, se llevó a cabo la séptima edición de la RunnerFest, un clásico de todos los años previo a las Fiestas y también al Día del Niño. Porque junto con la inscripción, los corredores tienen que llevar un juguete que cada año es repartido entre diferentes instituciones benéficas para que cada chico pueda tener un regalo. Este año, la donación se realizará a través de Buenos Aires Solidaria y serán llevados a Manos Abiertas y Obra Don Orione, quienes estuvieron en el lugar recibiendo cada obsequio.

BA Solidaria recibió los juguetes que donaron los corredores.

BA Solidaria recibió los juguetes que donaron los corredores.

Con la conducción de Daniel Campomenosi y la presencia estelar de Luis Molina, atleta con marca para Río 2016, y bajo un sol espectacular, chicos y grandes disfrutaron de disfrazarse sin dejar de correr. Porque ¡hubo una carrera! Un kilómetro para los más chicos y 5k para todos. Este año, la consiga fue elegir entre ser Héroe y Villano. Por eso, en medio del furor de Star Wars, hubo algunos Darth Vader y Stormtroopers y otros Luke Skywalkers. Aunque, es cierto, esta vez al parecer ganaron los buenos, quienes fueron mayoría.