Federico Bruno terminó el 2015 ganando y comenzó el 2016 de la misma manera. En Buenos Aires se quedó con la San Silvestre y en Maldonado, Uruguay, con la San Fernando. Pero no es lo más importante en la vida del atleta de Concordia. Este año, irá por la marca olímpica en 1.500 metros que lo lleve a Río. “Se que la marca olímpica va a salir. En tres meses van a decir ‘el pibe tenía razon’. El 3’36 va a salir”, dijo un confiado Bruno, de 22 años.

En el 2015, en Barcelona, el corredor obtuvo 3:38.35 en los 1500 metros, que le sirvieron para romper el récord de la distancia que pertenecía desde el 2007 al neuquino Javier Carriqueo, con 3:38.62. Este año, además, Fede participó del Prefontaine Classic de Eugene, Oregon, invitado por Nike, marca que lo sponsorea, y logró el récord nacional de milla: corrió los 1.609 metros en 4:00.31, bajando dos segundos la plusmarca argentina, que estaba en manos de Omar Ortega desde 1984. En este 2016, apunta a más. “Estoy muy concentrado, corriendo mucho, 200 kilómetros semanales. Como nunca en mi vida hice una pretemproada así. Todo prolijo y bien hecho. Duermo pensando en esto. Estoy confiado en que va a salir”, dijo. Tras los cambios presentados por la IAAF, el crono que necesita es de 3:36.20.

¿Donde y cuando? “Voy a estar en marzo en Brasil y después en Buenos Aires, En abril me voy a Estados Unidos como última chance, pero sé que me va a salir antes”.

Bruno en la San Silvestre, donde marcó récord de circuito. (PH: Cristian Schualle / ILoveRunn)

Bruno en la San Silvestre, donde marcó récord de circuito. (PH: Cristian Schualle / ILoveRunn)