A partir del 2019, la categorización de las carreras de trail será modificada para adaptar su clasificación al esfuerzo que implica completarlas.

Según explica la ITRA (International Trail Running Association), en el marco de la reescritura del Artículo 252 del Reglamento de Competencia de la IAAF, se aprobó la redefinición de las categorías de trail running para agrupar las carreras de una manera consistente. Esta nueva clasificación tiene 7 categorías diferentes, de XXS a XXL y el objetivo es que respondan con más precisión a la realidad de la disciplina. Las mismas ya están asociadas con los puntos ITRA.

¿Qué cambia? En la antigua clasificación, los puntos se otorgaban en base a la cantidad de kilómetros o distancia, sin que se tuviera en cuenta el desnivel positivo, es decir, el esfuerzo a realizar para completar la distancia final, ni tampoco el tiempo requerido para finalizarla. De esta manera, a circuitos de igual distancia pero diferente desnivel, ambas carreras quedaban categorizadas de igual manera y recibían el mismo puntaje de ITRA.

A partir de este nuevo sistema, que comenzará a utilizarse en las ediciones 2019 de las diferentes carreras que dan puntajes ITRA, las carreras se clasificarán utilizando el método de “km-esfuerzo”. Se calcula el “km-esfuerzo” sumando la distancia (en kilómetros) a la centésima parte del desnivel positivo (en metros): es decir, una carrera de 65k y 3500 D es 65 + 3500/100 es igual a 100.

Según explica la ITRA, “los límites entre las categorías de carreras se han refinado para agruparlas de una manera más coherente con respecto al tiempo de carrera, y así reflejar mejor el esfuerzo que los corredores tendrán que hacer”.

Los puntos otorgados por carreras realizadas durante el 2018 no serán modificados.