En abril habrá medias maratones de calle por todo el país y también en el exterior. Para muchos corredores, el salto a la media distancia luego de correr 5k y 10k (algo fundamental antes de pasar a una distancia mayor) puede ser un gran desafío al que hay que perderle el miedo. ¿Cómo? Estando preparado para correr los 21k y teniendo en cuenta algunos tips para llegar de la mejor manera y disfrutar de una de las distancias más lindas de correr en llano.

10687318_716441981754512_5810414964092084316_o

 

1. Un plan acorde

Si se realizó un entrenamiento correcto, no hay por qué tener miedo, aunque es algo que le ocurre a todos los corredores antes de largar, sea la distancia que sea. Como en cada carrera, siempre hay gente en la largada con mucho entusiasmo, pero se debe intentar estar concentrado y no seguir el ánimo de los demás, ya que puede ser contraproducente. Respirar profundo y pensar en lo que se viene…

2. Dos 10k no son 21k

Calcular el tiempo teniendo en cuenta lo que se tarda en correr 10k no es la manera de planificar un tiempo en media maratón: al tiempo de los 10.5k multiplicado por dos se le debe sumar un 10% más.

3. Planificar la comida

A diferencia de pruebas cortas, en un medio maratón se debe tener una planificación para la hidratación y la alimentación durante la competencia. Y todo lo que se vaya a comer o tomar durante los 21k se debe entrenar en la previa para evitar que los suplementos (geles, gomitas, pasas, etc) no provoquen malestar estomacal. En una prueba de media distancia es más más probable que se agoten las reservas de glucógeno, por eso es necesario ir reponiéndolas.

4. Cuidar la energía

La ansiedad del principio se paga al final. Es normal que en una prueba de 21k, al comienzo de la carrera se escuchen muchos gritos y los corredores gasten su energía saludando amigos, gritando y celebrando… Todo ese desgaste se puede pagar muy caro cuando se llegue al kilómetro 15. Por eso, cuida tus reservas, tu respiración y tu energía. Ya habrá tiempo de celebrar en el final.

5. No salir apurado

La carrera es larga, por eso no hay que subestimarla. Si hay una planificación de velocidad se debe respetar: a veces la mente puede engañar sintiendo que “le sobra” al cuerpo, pero en el final se puede pagar. Respetar el objetivo para poder cumplirlo sin sufrir.

6. Debut realista

¿Es la primera vez? Siempre es fácil ponerse un objetivo, pero que sea real. Por lo general, lo ideal en los primeros 21k es llegar. Ya habrá tiempo para bajar marcas y superarse. Al ser la primera vez, es imposible saber con antelación cómo responderá el cuerpo.

7. No estrenar ropa

El consejo es el mismo también para los 10k, pero las consecuencias de estrenar calzado, medias, shorts y hasta remera en un 21k pueden ser mucho peores, porque el tiempo que se tardará es mayor y será mayor el roce. Lo ideal es probarlo antes: si la remera del kit se tiene unos días antes, se puede probar el talle y la comodidad para estar seguros que no será una molestia. Y la vaselina en los lugares complicados será fundamental.

Como antes de cada carrera, sea la distancia que sea, siempre es importante tener los chequeos médicos al día, alimentarse e hidratarse bien en los días previos, descansar, levantarse temprano el día de la competencia, llegar con tiempo para una buena entrada en calor y, sobre todo, disfrutar de la corrida.

 

CALENDARIO DE CARRERAS DE CALLE

Algunas 21k (tienen distancias opcionales de 42k, 10k y 5k)

3 de abril – 21k Santiago de Chile, Chile

3 de abril – 21k Asics, CABA, Argentina

3 de abril – 21k Salta, Argentina.

9 de abril – Media Maratón del Glaciar, Provincia de Santa Cruz, Argentina

10 de abril – Media Maratón Héroes del Asfalto, Resistencia, Argentina

10 de abril – Media Maratón de San Juan, Argentina

10 de abril – 21k A Pampa Traviesa, La Pampa, Argentina

10 de abril – 21k Montevideo, Uruguay

24 de abril – Media de Baires, CABA