HK_Trailrunning-5900

Si bien la costa Atlántica sigue siendo por lejos el lugar de mayor afluencia turística durante el verano, las ciudades de montaña como  Villa la Angostura, Bariloche, San Martín de los Andes o las provincias de Cordoba, Mendoza o Salta, suelen colmar su capacidad hotelera y ser un escenario atractivo para vacacionar y  comenzar el año con un entrenamiento fuerte.

Lo cierto es que el escenario da para todo. Descansar, hacer playa en alguno de los atractivos lagos y porque no intensificar el entrenamiento. Para aquellos que aún no han debutado en carreras de trail, es un incentivo mayor.Poder estar “dentro del cuadro” que tantas veces ha observado a través de una foto o de  los maravillosos videos.

Entrenar  en un medio tan especial no tiene absolutamente nada que ver con  el parque en el que corrés a diario o aquella calle de 100 mts que tiene un poco de desnivel. Si  tus vacaciones son de 15 días seguramente alcanzaras a descubrir lugares mágicos. Pero la montaña no perdona y  si es la primera vez que vas a salir a descubrirla es importante tomar las siguientes recomendaciones:

1. El circuito: Intentar reconocer el terreno por el que vamos a correr. Si vamos a subir un cerro, saber el estado de los senderos y si los mismos están marcados y el tiempo aproximado que emplearíamos. Saber si hay cruces de río,arroyos o cascadas para recargar agua. Tomar precaución en zonas rocosas, pasos cortos y seguros.

2. Evitar que la noche nos agarre en la montaña. Si bien oscurece tarde en verano, la visibilidad en la cordillera es fundamental. Confundir un sendero puede llevarte a la desesperación y en varios lugares la señal de celular no es buena. Recordá que estas de vacaciones y quieres disfrutar.

3. El Calzado: En la montaña se recomienda no usar calzado con cápsula de aire, es muy probable que una piedra lo arruine. Buscar un calzado que sujete bien el pie y tenga buen agarre sobre el terreno. También se recomienda el uso de polainas para evitar el ingreso de piedras, tierra o espina dentro del calzado.

4. Bastones de Trekking: Si bien es un elemento que no es obligatorio y en el que muchos prefieren no invertir, podemos afirmar que en  media o alta montaña es un elemento imprescindible.  Nos pueden sacar de un apuro, evitar alguna lesión por fatiga o accidente. Es un medio de apoyo más muy recomendable.

5. Anteojos de Sol: La montaña nos presenta en sus senderos mayormente una vegetación exuberante. Más allá de cuidarnos de los rayos de sol, los anteojos además cumplirán la función de protección de la vista.

6. Hidratación: Siempre recuerda llevar agua.

Ahora simplemente tienes que salir y comenzar a descubrir las maravillas de la montaña.