No es una carrera común. Muchos runners seguramente no la elegirán en el calendario, pero otros se podrán tentar con la propuesta: ocho kilómetros con obstáculos y la opción de correr pero también de divertirse y jugar como chicos, lejos de mirar el reloj o la distancia. Barro, fuego, agua. Paredes, trepadas, sogas, piedras. Un esfuerzo que es mental y físico. Una opción que invita a corredores, crossfiteros pero sobre todo a amigos que busquen probarse y conocer nuevos desafíos. Eso fue la primera edición de la Reebok Obstacle Course #ROC, 35 dificultades, algunas naturales del terreno y otras no tanto, para pasar un gran domingo.

13086650_1613989938919775_29488005426346986_o

Lo importante, está claro, es dejar de lado los prejuicios. Y el glamour. Porque hay que tirarse cuerpo a tierra, ensuciarse, probar el sabor del barro, colgarse de paredones y sogas, todo en varias largadas diferentes para que nadie se pierda la posibilidad de vivir su momento y probarse en espíritu y fortaleza. Nordelta fue el lugar elegido en el que 1.600 personas vivieron esta nueva experiencia, que no será la unica.

13119746_1613990192253083_6257532425022977940_o

Ganadores:

Individual Damas:

1. Samanta Máximo Da Silva 50:47.3

2. Laura Iglesia 53:08.9

3. María Luján Ponce 53:11.8

 Individual Caballeros

1. Marco Dalle Nogare 43:06.1

2. Carlos Maximili Fornara 43:24.5

3. Matías Ezequiel Boquete 45:33.3

Equipos:

Grupal Mixto: Team Borja Training 56:05.8

Grupal Caballeros: Team Prefectura Dios Patria o Muerte 44:00.7

Grupal Damas: Team Domus 5 1:11:43.1