Bailey Matthews conmovió a miles de personas al completar un triatlón en el que nadó 100 metros, hizo 4 kilómetros en bicicleta y corrió otros 1,3 kilómetros. El niño de tan solo 8 años tiene parálisis cerebral y se llevo todos los aplausos cuando completo un triatlón en el norte de Inglaterra.

El pequeño, que tiene problemas de coordinación y movilidad, les dio a sus padres, Jonathan y Julie Matthews, una sorpresa cuando les comunicó su intención de participar en la carrera. Sus padres se preocuparon, ya que el niño ha tenido que aprender a andar cuatro veces. Y es que le es casi imposible caminar sin su andador.