mohamed 2

A pocos días del K42, la maratón de montaña más importante de Sudamérica, sometimos al mendocino Cristian Mohamed a un pequeño ping pong con relación a como preparar un maratón de montaña.

NR- ¿Cuanto tiempo se necesita para preparar una maratón de montaña?

CM- Depende de cada uno, en lo que a mi respecta  necesitó 3 meses para preparar 42k.

NR- Para una persona que vive en el llano ¿qué preparación física y trabajos recomendás?

CM- Yo arranque en el llano. Es muy importante trabajar mucho fondo y pasadas largas. Con esos ejercicios ganas fuerza que es vital en la montaña.

NR- ¿Como cuidas la alimentación?

CM- LA alimentación es tan importante en la etapa de entrenamiento como en los días previos a la carrera.   Es fundamental evitar las grasas y los fritos y hacer hincapié en las verduras y mucha fruta. El día previo a la carrera suelo comer un bife con ensaladas y frutas o puré al mediodía y  a la noche fideos con queso o ravioles con frutas.

NR-  ¿Cómo preparar la mente para que no te gane la ansiedad?

CM- La cabeza en carreras de esta envergadura juega un papel fundamental, muchas veces es determinante para terminar una prueba. La mente se prepara en los meses de entrenamientos la vas fortaleciendo para los 42 kilómetros. En mi caso mientras más entreno más preparó mi mente.

NR-¿Que calzado recomiendas y que ropa técnica?

CM- Yo soy corredor de Salomon y la verdad que la ropa técnica que ellos fabrican es muy buena, en lo que respecta al calzado, para la montaña las Salomón Lab son mi recomendadas.

NR – ¿Cuál fue tu primer experiencia en montaña y que recuerdas de ella?

CM- Mi primer carrera de montaña fue el k42 de villa la Angostura en el año 2.009, una experiencia increíble. Porque venía de entrenar siempre en el llano y pude ganar la prueba.  Me dejó tantas buenas sensaciones que hoy en día elijo las carreras de montaña ante cualquier otra.

NR – ¿que recomendación dejarías para  quien corre x primera vez?

CM- Para quien corre por primera vez le recomiendo  que su meta sea solo disfrutar y ver que se siente correr en la montaña,   después superarse progresivamente hasta llegar a nivel de competencia o sentirse bien física y mentalmente.