Cien metros a los cien años y en un minuto y 17 segundos. Salió última pero ¿a quién le importa? Ida Keeling logró un récord mundial bajando el tiempo anterior en el torneo Penn Relays, el más antiguo de los Estados Unidos. Parada en el carril número 3, la corredora participó en los 100 metros de la categoría 80 y más del Masters Mixto. Y, para celebrar su marca, terminó haciendo unos push ups bajo la atenta mirada de su hija y entrenadora.

13131026_10154819104379942_4154140151562258868_o

“Soy un buen ejemplo de lo que puedes hacer por tu misma y agradezco a Dios todos los días en mis plegarias”, dijo al finalizar.

El torneo es organizado por la Universidad de Pennsylvanya en la pista Franklin Field, situada en Filadelfia. El mismo dura tres días, en los que se disputan 425 carreras en 35 horas de competición. Se realiza desde 1895 y la mayoría de los atletas son universitarios, de 60 países diferentes. Miles de personas ocupan las tribunas para ver las diferentes disciplinas.

“Mucho de su entrenamiento no es sólo en la pista. Realiza 17 minutos en la bicicleta fija, tiene pesas en su casa, una colchoneta, hace sentadillas y flexiones de brazos”, explicó Shelley, su hija.

Ida nació el 5 de mayo de 1915 y comenzó a correr recién a los 67, incentivada por su hija, abogada y entrenadora de un equipo juvenil de atletismo. El año pasado, con 99 años, había logrado el récord de 59.80 segundos en los 100 metros para su edad, pese a que la web oficial americana, USA Track & Field, no incluye esa para mujeres mayores de 90/94