12036536_966672036688672_1478776194313875343_n

Luego de  Tumbes y Cusco le tocó el turno a Canta en Lima, allí este fin de semana se desarrolló la tercer etapa de K serie Perú, una prueba que subió hasta los 4.000 m.s.n.m.

Tanto la 10K como la 21K partieron y llegaron en el mismo lugar: el hospedaje cerca del pueblo de Obrajillo conocido como La Casa del Tío Max. Los de la ruta más corta corrieron hasta el pueblo de Huaros (unos cinco kilómetros) y de ahí dieron la vuelta para emprender el mismo camino de regreso. Los de la media maratón, por su parte, compartieron ruta hasta Huaros para luego seguir subiendo hasta los 4.100 m.s.n.m. aproximadamente, donde se encontraron con las chullpas de Huishco, un sitio arqueológico sobre el cerro Chullahuani. Desde allí, bajaron hasta Obrajillo.

El ganador de la Prueba fue Angel Cuenca y completaron el podio   Hernan Henostroza y Manuelito Figueroa.-

Debido a la necesidad de aclimatación los organizadores habían recomendado   llegar a Obrajillo un día antes de la carrera. Para aquellos que preferían no hacer uso de hoteles se monto un espacio habilitado para campamento.

Una etapa de extrema dureza para los corredores que afrontaron la altura, pero se regocijaron con los atractivos paisajes que brindaba el lugar.-