Correr es una buena excusa para llevar al cuerpo hacia lugares a los que no es tan fácil llegar. Explorar lugares inhóspitos, adentrarse en senderos perdidos, descubrir paisajes únicos. Este domingo en Mendoza, el K21 Series ofrece nuevamente la chance de visitar un lugar al que la mejor manera de llegar es con los pies. Y si es trotando mejor.

El Cañón del Atuel, en la provincia de Mendoza, a tan sólo 37 kilómetros de San Rafael y a 265 kilómetros de Mendoza Capital, es un accidente natural de unos 500 millones de años. La erosión del agua y el viento fue produciendo distintas formas que pueden verse cuando los corrredores se adentran en sus caminos, con paredes de 500 metros a cada lado del camino. Las rocas del cañón son en su mayoría volcánicas, de la era del paleozoico, aunque también hay una fuerte presencia de rocas magmáticas y metamórficas. Las franjas negras, del período carbonífero, delatan cientos de sedimentos marinos. En otros sectores en cambio se destaca el óxido de azufre entre muchos otros. Entre las geoformas, se encuentran  la “familia de elefantes”, el “búho”, la “calavera”, la “procesión de monjas” y el atractivo “museo de cera”. El K21 Cañón del Atuel es una experienci para hacer con los ojos bien abiertos para descubrir su majestuosidad.

Por primera vez en sus ocho años, esta etapa se realizará un sábado, permitiendo que muchos corredores que llegan desde afuera de la provincia puedan aprovechar el domingo para recorrer los lugares cercanos y llevarse algo más que la medalla tras correr 21 kilómetros, 10k o 5k.

La largada será a las 12 del mediodía, en el hotel Smata, frente al muelle del río Nihuil. El circuito tendrá un recorrido técnico, bordeando el Cañón del Atuel, con varios kilómetros de costering, un sendero sobre el filo del cañón que permite seguir corriendo, varios descensos vertiginosos a pura adrenalina y una última parte con arena para rematar una carrera desafiante. Los 21k transitan por lugares absolutamente inhóspitos, que quienes participen tendrán la posibilidad de descubrir.

Una de las novedades tiene que ver con el recorrido para los 10k, que cambió por completo. Tendrá más subidas, un ingreso al gran Cañón, compartiendo casi 6 kilómetros con los de 21k, con un descenso importante en el kilómetro 8 cruzando un río con piedras para volver a a la largada en el hotel. Para los de 5k, primera vez que se realizan en esta etapa, también habrá un camino por montaña, para que nadie se quede sin disfrutar.

La acreditación se realizará el viernes de 13 a 16 en Hotel Vecchia Terra (Castelli 23 5600, San Rafael, Mendoza) y en el Hotel Smata, de 20 a 21. Y el sábado de 10 a 11 en el Hotel Smata (La Pasarela 1200, El Nihuil).

En el Cañón del Atuel seguirá en juego la Copa Optitech, que suma puntos en cada carrera disputada para conformar el ranking de 21k y 10k, generando una competencia entretenida entre todos los que se unen al circuito en cada sede.

Las inscripciones siguen abiertas en https://k21series.com/carrera/mendoza/

En la edición 2016, los ganadores fueron el local Cristian Mohamed y Gisela Tobares.