Aunque mantuvo una excelente performance, logrando los 81,96, la clasificación del argentino Brian Toledo se definió con el tercer lanzamiento del último competidor de la serie B.

Brian salió a la pista del Estadio Olímpico en el Grupo A. Necesitaba llegar a los 83mts para obtener el pase directo a la final y estuvo muy cerca de alcanzarla. Su segundo lanzamiento marco los 81,96 que lo ubicó en el  5to escalón  de su serie.   Había que comenzar a relojera la serie B.  Allí Keshorn Walcott de Trinidad y Tobago con 88,68 estuvo intratable. Junto a él otros seis participantes superaron la marca de Toledo y como pidiendo permiso pero sin ser menos Brian se adjudicó el puesto 12 de la clasificación general.

El hombre de Marcos Paz  que paso la previa a los Juegos Olímpicos entrenando en Finlandia junto a los mejores exponentes, logró por primera vez en la historia del país meterse en una final olímpica de lanzamiento de jabalina, que tendrá lugar el Sábado a la noche.

Esta es la segunda participación del joven de 22 años  en un Juego Olímpico.  En Londres 2012 obtuvo el puesto 30  y durante el 2015  consiguió el pasaje a Río de Janeiro en el Mundial de Beijing con un registro de 83.32 metros ( mejor marca nacional) y su primer final en un mundial.

 

 

 

 

81,96