cvillapun_bolt_Optimizada

 

Esta vez fue con menos risas que en la serie clasificatoria, aunque hubiese tenido tiempo para sonreir, celebrar y alguna que otra cosa más antes de pasar la meta. Usain Bolt es tricampeón olímpico de los 200 metros, algo que ya había conseguido en los 100 metros apenas unos días antes y algo que espera lograr este viernes en la posta 4×100. Ocho medallas de oro en Juegos, la segunda en Río, y su carisma intacta. Su crono fue 19.78, detrás quedó el canadiense Andre De Grasse, con quien se había divertido en la serie, y tercero quedó el francés Christophe Lemaitre.

Así como pareció regular en la serie, cuando terminó a pura sonrisa con el canadiense, Bolt arrancó con todo los 200 y terminó sacando una ventaja imposible, pese a que la lluvia pareció complicar su tiempo. Para De Grasse fue 20.02 y para el francés, 20.12.

Terminó como empezó, a puro baile y selfies con los hinchas jamaiquinos, mientras en el estadio sonaba Bob Marley, como para que, una vez más, se sienta a gusto. Todavía no llegó su despedida: aún le queda correr este viernes, a las 22.35, cuando vaya por la posta 4×100, el último oro que le falta en Río para completar la triple corona por tercer Juego Olímpico consecutivo. ¿Será el último?