ganadores k42

La Primera experiencia en suelo italiano, para k42 series nos llevó a recorrer la montaña del  Parque Nacional dela Majella con su epicentro en un pueblo montañés llamado  Santa Eufemia. Una aldea de montaña que tomó el proyecto con el mismo cariño y compromiso que ponen día a día  en sus productos regionales. A tal punto que el Intendente de la localidad trabajo a la par de la organización hasta finalizada la competencia.-

Durante los días previos los corredores fueron recibidos por una gastronomía exquisita, con variados productos regionales quesos de cabra, muzzarela, dulces, mieles y por supuesto platos dignos de las mejores mesas. Con la característica principal de ser preparados con las recetas familiares que pasan de generación en generación.

“Quando il morrone mete il capello, vendi le capte e compra il mantenlo” (cuando se pone el sombrero en el Morrone vende la cabra y compra una manta). Este dicho del pueblo no escapaba a la realidad que se vivió desde horas tempranas. La largada tuvo lugar a las 08.00 de la mañana como estaba pautado, pero la intensa  lluvia, el frío  y la falta de visibilidad en el Monte Morrone, sumado a la recomendación del Cuerpo Forestal de Estado (encargados de la seguridad de montaña) hicieron tomar a la organización local la decisión de pasar al plan B, medida consensuada con la Federación Italiana de Atletismo. Esa determinación llevó a acortar  el recorrido y evitar los puntos más altos para preservar de este modo la integridad de los corredores.

Fue un recorrido duro, con ascensos de esos que destruyen piernas, con caminos de campo que se introducen en pueblos medievales, bosques interminables de variada vegetación y fauna protegida que por momentos dio a los corredores la posibilidad de dimensionar la geografía imponente.

Emanuele Manzi ( integrante del equipo Scott)  y Giulia Botti se impusieron al clima y al resto de los competidores en K42 Italia y obtienen su pase a la Final de Argentina. Ahora Marco De Gasperi contara con Emanuele su compañero de equipo habitual  para dar pelea a los españoles  Miguel Heras y  Sergio Cabrero Izquierdo.

Finalmente en esta edición la naturaleza venció. No se pudo llegar a lo más alto del Morrone pero dejó encendido el espíritu para desafiarlo en el 2016.