almaz2

PH: Univisión

 

Arrancó el atletismo y arranco con todo. En la primera competencia por medalla del día (la otra serán los 20k de marcha donde competirá el argentino Juan Manuel Cano), los 10.000 metros femeninos llegaron con récord del mundo. La etíope Almaz Ayana pulverizó el récord mundial logrando una marca impresionante de 29’17″45, 14 segundos por debajo de los 29’31″78 que la china Wang Junxia estableció el 8 de septiembre de 1993, en el Mundial de Stuttgart.

De esta manera, el oro fue para la etíope, la plata quedó para la keniana Vivian Cheruyot (29’32″53) y el bronce para la también etíope Tirunesh Dibaba, con 29’42″56. Estas tres atletas, junto con la keniana Alice Nawowuna, cuarta (29’53″51) superaron el récord olímpico de Beijing 2008, que pertenecía a Dibaba con 29’54″66.

La estadounidense Molly Huddle, otra de las rivales fuertes en la previa, fue la única que pudo sostener el paso de las africanas en el tramo inicial, aunque terminó sexta.

Ayana arrancó la carrera (con 37 participantes) dentro del grupo principal con el resto de las africanas, pero tras los primeros 6.000 metros aceleró de tal manera que ya pocas pudieron sostenerle el paso.

Tras obtener este oro en los 10.000, Almaz -campeona mundial en 5.000- irá por la doble medalla, buscando ser la segunda mujer en la historia en conseguirlo. Hasta ahora, la única fue la mismísima Dibaba en Beijing. Su segunda competencia será el martes 16. Su tiempo es de 14’12″59, obtenido en el meeting de Roma de la Diamond League.