CUlYy1mWUAAeIqA

Desde la mañana de ayer  la sede de la Federación de Atletismo de Kenia situada en Nairobi ha sido ocupada por varios atletas keniatas para protestar por la situación que vive el atletismo de su país. A la sospecha de dopaje se suma la supuesta corrupción de altos funcionarios pertenecientes al Consejo de la IAAF por los contratos establecidos con la marca norteamericana Nike, sponsor de la Federación de dicho país.

El temor a seguir los pasos de Rusia y quedar  fuera de las competiciones a nivel internacional  ha causado un temor manifiesto en los propios atletas del país africano.

 

Wilson Kipsang –bronce olímpico, dos veces ganador del Maratón de Londres y presidente de la PAAK– confirmó que son atletas de la sede de Nairobi quienes habían tomado el edificio. “Todavía es pronto para hacer una declaración. Estoy en contacto con ellos”.

¿Que demandan los atletas keniatas ?

  1. Una revisión total de la propia legislación de su federación con el fin de incorporar a atletas en activo y ex atletas en la gestión de la misma.
  2.  La expulsión de sus despachos de todos aquellos miembros que están imputados en casos de corrupción hasta que la finalización de los mismos.
  3. Gestionar personalmente los temas concernientes a transporte, dietas, viajes y alojamiento durante las competiciones internacionales.
  4. Que la propia Federación, la WADA y la IAAF financien programas de educación contra el dopaje para poner fin a la intimidación de las autoridades actuales del ente federativo.

Según informa The Star Indepent, un trabajador de la propia federación, que solicitó guardar su identidad, comentó: “Damos la bienvenida a lo que están haciendo los atletas. Esta situación se lleva manteniendo desde hace mucho tiempo”.