Habla un español casi perfecto, aunque el acento la delata. Es holandesa, vive en Cataluña, casada con otro corredor de ultras y madre de la pequeña Ona. Ragna Debats charla con todos con los que comparte el hotel: periodistas, corredores y demás. Ella no conocía la Patagonia pero sí Pere Aurell, su marido, quien esta vez no pudo acompañarla. “Ibamos a venir más días a correr otra carrera, pero asumimos otros compromisos y quedará para una próxima vez”, cuenta en pleno almuerzo después de su triunfo en el Salomon K42 Adventure Marathon.

 

No son pocos los días que se queda: tras la carrera del sábado en Villa La Angostura, el domingo aprovechó para conocer San Martín de los Andes. Y recién el martes voló a Buenos Aires para retornar a su hogar. “Son muchos días y quiero ver a mi niña”, explica. La atleta terminó feliz luego de su primera experiencia patagónica. “Son unas montañas espectaculares, las he disfrutado mucho. Hice una carrera estratégica, me conserve en el inicio para tener suficiente energía para la segunda parte. Comienza con un bosque muy protegido y rápido pero con subidas y bajas fuertes, que no te dejan respiro. La segunda parte es preciosa, muy arriba, roca, árboles, tramos con nieve en el final, muy bonito y dura . He visto corredores que ya lo habían dejado todo antes y les costaba subir. Yo he ido a mi ritmo, hice una carrera constante y la bajada la disfruté mucho”, explicó ya relajada.

Ragna fue primera entre las mujeres, con un tiempo de 4 horas 14 minutos y 46 segundos, finalizando además en el 7mo lugar de la general. Llegó de la mano de Maka, la mara patagónica que será la mascota oficial del Mundial de Trail y Montaña que se desarrollará en Villa La Angostura el 15 y 16 de noviembre del 2019. “Es una carrera muy exigente. Va a ser muy interesante el año que viene”, dice y casi que anuncia su idea de regresar.

“Tenemos temporadas muy exigentes, con muchas fechas para competir. Si bien la temporada ya finalizó, este tipo de carreras nos dan la posibilidad de disfrutar un poco más, de conocer otros lugares y correr por placer”, reconoce. Este año, Debats logró el título de Campeona Mundial de Ultra Trail en Penyagolosa Trails, además del título en la Skyrunning World Series. Sin embargo, pese que la mayoría de los europeos cerraron sus temporadas, a Ragna aún le quedan algunos compromisos importantes.

“El año que viene quiero estar en el Ultra Trail du Mont Blanc. Me di cuenta de que tenía los puntos necesarios pero me faltan algunas carreras de cinco o seis puntos para poder cumplir con los requerimientos. Así que me quedan dos ultras por delante: una de 130k en Mallorca (la Tramuntana Travessa) y la posibilidad de que me organicen una carrera sólo para mí y algunos corredores más, algo que me deben confirmar aún”, cuenta.

“Recomiendo mucho venir aquí. La Patagonia es uno de los lugares más bonitos del mundo, hay que venir más tiempo, con la familia”, dice. Su hija, Ona, ya está acostumbrada a sus viajes y a los de Pere, con quien a veces se turna para correr. ¿Si va a salir corredora? “A ella le gusta marcar una línea y me pide que la aplauda mientras ella la cruza. Creo que va a ser competitiva”; relata sonriente. Y, tiene a quien salir.